@redhouseloves

Así como hemos sentido que en ocasiones nuestro Facebook o Instagram se llena de noticias de nuestras amistades que se están comprometiendo, o que “todos” se casan, o de repente “todos” tienen su primer hijo… así me sucedió un día con noticias de logros profesionales.

En un lapso de como 2 semanas mi Facebook e Instagram me notificó de distintos logros de amistades. Logros padrísimos que mis amistades explicaban habían sido fruto de un trabajo de 2 años o más. Logros como: sacar un disco de música, obtener un premio de categoría internacional, sacar una marca nueva de ropa, emprender un negocio…

Le comentaba a mi esposo: “Mira que coincidencia tan bonita: todos estos amigos que están logrando sus sueños. Me da muchísimo gusto. Es admirable todo el esfuerzo y padrísimo saber que lo han logrado.”

Eso me detuvo a pensar un rato. Todas estas amistades que estaban siendo exitosos, tenían algo en común: comentaban que llevaban años trabajando en estos sueños y metas, años haciendo un esfuerzo por sacarlo adelante.

Creo que esto se me presentó en el momento preciso: justo cuando estaba iniciando este blog que ahora comparto con ustedes. Llevo ya 3 meses con este blog y quizá para muchos será muy poco, pero para mí ya marca un pequeño logro. Si les contara la cantidad de veces que empecé blogs y los dejé abandonados, se asombrarían. El otro día estuve haciendo un análisis de las distintas plataformas que existen para escribir y, para mi sorpresa, ya tenía cuentas y había hecho el intento en varias de ellas. Ahí tengo mis escritos desde cómo el 2005.

En esta ocasión no pienso dejarlo, mis amigos de Facebook e Instagram me dieron el empujonsito que necesitaba para animarme a empezar. Y, gracias a la vida, existe otra persona cercana a mí que me empuja todos los días para continuar.

Este post no se trata de mi, se trata de esa otra persona que admiro muchísimo. Una persona que este año llega a un número “importante” en su vida y que, un día que platicábamos sobre lo que ha logrado, nos quedamos felizmente asombradas de todo lo que te puede presentar la vida y como nunca sabemos a dónde te llevará el camino.

Esta persona siempre fue amante de la lectura, no había día que no estuviera leyendo un libro. Uno pudiera haber pensado que iba a estudiar letras o historia (por que también le apasionaba), pero no, estudió Psicología (ahora que lo pienso, nunca le he preguntado el por qué detrás de esta decisión. En algún momento pensé que quizá simplemente por ser una profesión más “profunda“, de mucho análisis de emociones, pero la verdad es que estaría inventando si les digo una razón).

Una vez que se graduó trabajó como maestra en un colegio por muchos años (igual, nunca supe por qué lo hizo, supuse que esa era la opción “obvia” después de psicología, si no querías ejercer, era lo que se usaba). Interrumpió esa profesión por un tiempo cuando abrió, junto con una amiga, una tienda de ropa para diseñadores independientes. Eventualmente la tienda cerró y regresó a dar clases. Pero un día, por distintas razones, decidió que eso ya no era para ella.

Renunció a su puesto y comenzó con clases de arte: exploró algo de pintura y dibujo y un curso de tejido en telar… Y fue así como comenzó lo que ha sido la mejor etapa de su vida profesional.

Este post se trata de mi hermana que hoy cumple 40 años. Siempre ha sido una persona que sigue su propio corazón, su propio paso. No le interesa vestirse como las demás, leer lo que los demás leen, hablar de lo que los demás hablan. Siempre sigue lo que su corazón le diga. Es una persona auténtica, en constante evolución y constante crecimiento.

No solamente cumple 40, se encuentra en un punto en su vida donde está realizando todos sus sueños y lo que le depara el futuro es asombrante. Siento que mi hermana, Georgia, después de 4 años de dedicación y exploración de este método artístico ha logrado encontrar su voz en el medio de arte textil.

Mi hermana, con estudios de psicóloga, ahora me habla como si hubiera nacido en el mundo del arte. Encontró su hogar, su gente, utiliza términos y platica sobre eventos, proyectos y exposiciones de arte con una pasión que nunca le había conocido antes. Este año mi hermana no solo cumple 40 años, también tuvo su primer exposición individual como artista textil.

Me queda claro que lo que ha logrado Georgy es fruto de su constante curiosidad por aprender más, su dedicación, su búsqueda de mentores y maestros. Su trabajo como artista y logros no es cosa de suerte, es testimonio de su constancia.

No encuentro las palabras para expresar el orgullo y felicidad que siento por mi hermana. Se me llenan los ojos de lágrimas de la emoción. Es un claro ejemplo de lo que uno debe hacer cuando quiere lograr un objetivo o un sueño: todo es posible con dedicación y perseverancia.

Uno nunca sabe dónde va a terminar, cuál será el camino por donde la vida te llevará. Yo solo sé que quiero terminar igual de contenta y realizada como mi hermana.

Gracias, Georgy por recordármelo todos los días. Por darme la fuerza y los ánimos para seguir mis sueños.

Happy Birthday, Georgy!

PD. Los invito a seguirla en Instagram @redhouseloves para que vean sus creaciones y puedan estar al pendiente de sus próximos proyectos.

7 thoughts on “@redhouseloves

  1. Dany Te Felicito una vez mas! Logras plasmar con palabras lo que describes Georgy logra en El Arte! Sin intencion estoy cierta, te describes a ti tambien! Eres una Artista del Escrito! Gracias por compartir y perseverar en Tu Blog! Gracias

    Liked by 1 person

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s